Técnicas de Planificación

Consejos productivos para trabajar desde casa

Debido a la actual situación con el virus COVID-19, muchas empresas se han visto obligadas a que sus trabajadores se queden en casa y trabajen desde ella.

Tal como he comentado en un artículo anterior sobre aplicaciones y programas para teletrabajar, trabajar desde casa puede resultar algo novedoso y atractivo, sobre todo para gente que ha desarrollado toda su vida laboral en una oficina. En un principio podemos ver todos los beneficios que esto acarrea, pero tenemos que ser conscientes de que para ser productivo en casa necesitamos ser disciplinado y constante y eso requerirá un tiempo para acostumbrarte.

Para ayudarte en esta labor, paso a nombrarte una serie de consejos básicos para trabajar desde casa. Si crees que falta alguno por nombrar o que nos hemos dejado algo por añadir, deja un comentario o contáctanos a través de Twitter @planner_code.

Consejos

1. Ponte un horario

Si tu empresa te impone un horario en el cual debes estar operativo, acátalo y cúmplelo, como si estuvieras en tu oficina. Sino, póntelo tu y cúmplelo a rajatabla. Debes darte cuenta que trabajar desde casa es lo mismo que trabajar en la oficina, por eso es importante mantener un horario tanto de trabajo como de pausas, comida o cafés. Este consejo es esencial sobretodo para la gente que no está acostumbrada a trabajar desde casa.

Unas buenas técnicas de trabajo para ayudarte en tu horario puede ser el timeblocking o el timeboxing. En ellos con una agenda de papel o una app de calendario (Google Calendar o el Calendario nativo de Apple son mas que suficiente) te creas horarios de bloques de trabajo que nos sirvan para enfocarnos en lo que debemos hacer. Un buen ejemplo que todos conocemos es el horario de clases que teníamos todos en el colegio que nos permitía conocer que clase teníamos a cada momento y centrarnos en ella.

2. Ten un lugar fijo para trabajar

Antes de empezar, analiza y busca un sitio o rincón en el que vas a ubicar tu escritorio o mesa para trabajar. Lo ideal es que sea una habitación con luz natura y cerca de una ventana, pero si esto no es posible, busca un rincón donde estés cómodo y lejos de posibles distracciones.

Es importante que sea siempre el mismo, ya que cuando estés ahí, tu mente entenderá que es el lugar para trabajar y se pondrá en modo trabajo. Intenta evitar, en la medida que puedas, que ese lugar sea también tu lugar de ocio.

3. Mantén las mismas rutinas que tenías cuando ibas a la oficina

Con el fin de que sea menos traumático el cambio y no consigamos ser igual de productivos en casa que en la oficina, intenta mantener los mismos hábitos o rutinas que hacías antes de comenzar a trabajar en casa. Si tu rutina era levantarte, cambiarte de ropa, desayunabas y luego te aseabas, sigue haciéndolo y en el mismo orden. Esto hará que tu cuerpo y tu mente se vayan preparando para tu jornada laboral.

4. Busca acciones que te activen

Siguiendo el consejo anterior, busca una actividad que sea tu interruptor para activarte y ponerte en modo trabajo. Creo que con un ejemplo lo entenderemos mejor. Cuando vas a trabajar necesitas salir de casa, y para mucha gente esa acción hace que te actives mentalmente y ya estés más predispuesto al trabajo. Con el actual estado de alarma no puedes salir de casa, necesitamos algo que nos active. Esa acción puede ser simplemente quitarte el pijama y ponerte ropa de calle, un chandal puede valer, o darte una ducha es otra buena opción, dejar la cama hecha y la habitación recogida. Te animo a que busques y encuentres la rutina y acciones que mejor se adapten a ti y sean tu interruptor.

5. Organiza tu jornada de trabajo antes de empezar

Es algo que todos deberíamos hacer, analizar el trabajo que tenemos, marcarnos prioridades y una vez organizado todo ponernos manos a la obra. Esta acción es muy recomendable para saber en que punto estamos y hacia donde queremos ir. Puedes ayudarte desde una simple agenda de papel a app o programas para gestionar tareas y proyectos.

Si quieres un buen método para organizarte, te recomiendo el método GTD (getting things done) desarrollado por David Allen. Si quieres más información acerca de este método accede en el siguiente enlace de un artículo sobre la Introducción a GTD.

6. No pierdas el contacto con tus compañeros

Parece una tontería pero es algo tener contacto con tus compañeros hace que nos sigamos sintiendo parte de un equipo o de un departamento. También necesitaras esa comunicación para poder continuar y seguir desarrollando los proyectos en los que estéis implicados. Para ello te recomiendo que no uses WhatApps y recurras a apps más profesionales, como SlackTwistMicrosoft Teams o Hangouts de Google, que te hable en el anterior post de aplicaciones y programas para teletrabajar.

7. Desconecta

Vivir en el mismo sitio que se trabaja puede llegar a ser algo estresante que haga que no llegues a desconectar del todo. Para ello, si tienes una habitación especifica para trabajar, cierra la puerta una vez acabes tu jornada laboral. Verás como esta simple acción hace que te desconectes del todo.

Si no dispones de esa habitación y tu zona de trabajo es en un rincón de la casa, intenta no usarlo después para ocio, como ver series, jugar a la consola, leer, escuchar música, etc. Que tu lugar de trabajo y de ocio no sean el mismo te ayudará tanto a la hora de desconectar como a la hora de trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *